#GrowthHacking: 5 Tendencias para los negocios digitales en 2015

Negocios Online

Suena bastante obvio decir que Internet ha cambiado la sociedad de manera radical. Son muchos los avances en estas dos décadas que obligan a estar en constante actualización, aunque muchos sigan pensando que en la web solo hay que repetir esquemas propios del mundo offline. Hoy las empresas deben adaptar sus modelos de negocio a los ecosistemas digitales, con modelos comerciales que entiendan al usuario y su constante evolución e integración tecnológica. Adelantarse a los cambios es fundamental en un ambiente donde la premisa es adaptarse o morir.

Por esto, analizamos el actual escenario del mundo online e identificamos las seis tendencias que afectarán las estrategias digitales en un futuro próximo. No digan que no les avisamos.

Growth Hacking para marketing digital
Más que una nueva tecnología o una técnica de marketing, el growth hacking es una manera innovadora de entender los negocios digitales y de atacar el mercado, identificando oportunidades y aplicando acciones disruptivas que sacan el mayor provecho a las posibilidades de Internet. Todo esto con una fuerte orientación a la optimización constante y el ensayo y error, utilizando la creatividad, la analítica y la curiosidad como reglas de oro.

Los growth hackers usan metodologías de SEO, analítica web, marketing de contenidos y tests A/B para crear estrategias de bajo costo que les permitan aumentar el posicionamiento, construir una marca y consolidar una comunidad en torno a ella. Además, entienden que el producto o servicio promocionado es parte fundamental del mensaje diseñado para las campañas, por lo que una solución tecnológica puede modificarse tantas veces sea necesario para lograr el éxito.

Esta práctica se ha expandido con rapidez, empresas como Facebook, Twitter, LinkedIn, AirBnb y Dropbox la usan para gestionar la posición predominante en el mercado que detentan en la actualidad. Entre otras consecuencias, el crecimiento de nuevas acciones innovadoras en el marketing podría eventualmente contribuir a la caída del avisaje en medios tradicionales, al disminuir la inversión de publicidad en plataformas como radios, periódicos y canales de televisión.
Internet de las cosas
La empresa Cisco pronostica que para 2020 habrá 50 billones de dispositivos conectados a Internet. Esto es más de 7 veces la población de la Tierra. La nueva tendencia de los vestibles (wearables) está empujando una tendencia en la que cada vez más objetos cotidianos se conectan a Internet a través de pequeños aparatos para compartir datos de utilidad para las personas.

Esto implica varios cambios en los hábitos del consumo de información y por tanto también en la creación de contenidos y el procesamiento de datos. En otro post discutimos los conceptos que debes integrar para diseñar pensando en una pronta masificación de esta tendencia.

El Internet de las cosas empuja también otra tendencia: El big data. Todos estos aparatos recolectando información van a complejizar el escenario de la analítica digital, lo que abrirá nuevas oportunidades para que las empresas lleguen a sus clientes con publicidad contextual y segmentada.
El costo de la privacidad online
En un mundo donde todo está conectado y cada acción está siendo monitoreada la privacidad adquiere un nuevo valor. Hasta ahora la tendencia transita por la exposición de fotos personales, videos, y hasta estados de ánimo y pensamientos en la web, haciendo digital las relaciones humanas. La publicidad ha sabido aprovechar esta particularidad, haciendo sentir a las personas sobreexpuestas, por lo que actualmente la brújula parece virar hacia la obsesión por la privacidad.

El éxito de la red social Ello, la cual promete no tratar a sus usuarios como un producto y respetar su privacidad frente a la venta de datos para publicidad, es una prueba de esta moda. Promocionando este concepto, Ello consiguió 31 mil solicitudes de usuario en su primera hora de vida. Hace unos días ya contaba con más de un millón de personas pidiendo ser parte de la red.

Por otro lado, un estudio realizado por las empresas inglesas Orange y LoudHouse, reveló que los consumidores entienden cada vez más el valor de su información personal y perciben que no están aprovechando parte de las ganancias que las empresas obtienen a través de ellos. Esto abre otra faceta de esta nueva valorización de la privacidad, la gente empezará a ofrecer sus datos a cambio de dinero.
Social Commerce
Las redes sociales avanzan para dejar de ser simples plataformas de marketing y difusión. Twitter y Facebook ya desarrollaron sus botones de compra directa y se espera que otras redes sociales recorran este mismo camino de innovación.

La encuesta Strides in Social Commerce 2014 indica que la mayoría de la empresas creen que las ventas a través de redes sociales crecerán hasta 20% durante el próximo año. Además, 66% de los encuestados dijo que ya tenía consideradas a estas plataformas en su estrategia de ventas.

Este cambio implica que las redes sociales dejarán de estar únicamente en las áreas de marketing a ser parte de las estrategias de venta directa. Otro estudio, realizado por la empresa DigitasLBi investigó las características que las nuevas estrategias deben incluir para lograr el éxito en esta nueva área, estas son:

Asegurar que la información de las tarjetas de crédito está segura.
Clarificar que sus acciones de compra no serán compartidas a la comunidad del usuario.
Mantener precios bajos, ya que aún no existe la confianza para hacer grandes transacciones.
Que el botón de compra actúe en la red social y no los lleve a otra página.
Entregar la opción de guardar la información de pago en el sitio para futuras compras.
Tal como sucedió con el comercio electrónico en los primeros años del siglo, el reto se manifiesta en convencer al cliente sobre la seguridad de sus datos y la privacidad de las transacciones sociales. Por ejemplo, el mismo estudio muestra que 55% de los usuarios no están cómodos con la idea de compartir información financiera en sus redes sociales.
Televisión social
Si bien este es un concepto que ya tiene unos años, lo próximo que veremos es su masificación. Se trata de un término general para referirse a la televisión interactiva que incluye sistemas de recomendaciones, valoraciones, comentarios y otras formas de participación, activados desde redes sociales como Twitter y Facebook.

En la actualidad los programas de televisión utilizan la mensajería por texto para interactuar con los telespectadores. Lo nuevo entonces es la creciente inclusión de las redes sociales para amplificar la difusión de los programas, donde la favorita para estos fines es Twitter.

El estudio “Discovering the Value of Earned Audiences – How Twitter Expressions Activate Consumers” , realizado por la misma red social en conjunto con FOX y la Advertising Research Foundation,  demostró que 85% de las personas que usa la plataforma durante el horario prime están tuiteando sobre programas de televisión, de ellos:

72% comenta mientras el programa está en vivo.
60% comenta sobre programas que no están viendo.
58% comenta sobre programas que están viendo en otras plataformas como OnDemand, Hulu, iTunes y Amazon.
Más importante aún, 90% de las personas que tuitea sobre televisión toma acciones posteriores como empezar a ver un programa, volver a seguir un show que habían dejado de ver y buscar más información sobre ellos.

Como una respuesta a este creciente fenómeno, algunas cadenas estadounidenses desarrollan aplicaciones para comentar a través de sus plataformas, donde además los usuarios ganan “medallas” por tu participación. Un ejemplo de esto es “The walking dead”, serie norteamericana que congrega una comunidad online que se manifiesta cada vez que un nuevo capítulo es estrenado.

Esta tendencia está cambiando además la forma en que se mide el ranking, ya que la red social entrega datos más fidedignos y en tiempo real sobre consumo de programas de TV. Como es lógico, esto permitirá diseñar estrategias de marketing omnicanal, donde un evento televisivo lance una promoción a través de publicidad tradicional, que contemple la viralización en redes sociales y la venta en canales online o en la misma tienda.

Source: www.ida.cl

See on Scoop.itEstrategias de Competitividad 2.0:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s