#SoLoMo : App economy una cuestión de dimensiones #Growth Hacking

Negocios Online

Cuando un patrón determinado se repite un número suficiente de veces, suele considerarse que deja de ser una casualidad y pasa a ser una tendencia. Eso precisamente es lo que ha ocurrido en un ámbito concreto, el de la relación entre las apps de monitorización deportiva y las marcas de productos para la práctica del deporte. Entre finales de 2013 y principios de 2016, seis adquisiciones de aplicaciones de monitorización por parte de marcas de material deportivo marcan claramente la tendencia, con la excepción de la adquisición de marzo de 2015, protagonizada por una Fitbit que aunque no vende ropa o zapatos, es ya una empresa cotizada y un líder en su categoría.

Under Armour, la marca de ropa y accesorios deportivos norteamericana, fue la primera en verlo claro: entre noviembre de 2013 y febrero de 2015 adquirió tres apps de monitorización de actividades deportivas, MapMyFitness, Endomondo y MyFitnessPal, que siguen todas ellas funcionando de manera independiente. En marzo de 2015, Fitbit adquirió Fitstar, una app de entrenamiento personal con consejos de celebridades, que también continúa su actividad. Pocos meses después, en agosto de 2015, Adidas se hizo con Runtastic, y recientemente, el pasado 10 de febrero, la marca de calzado deportivo japonesa Asics anunció la adquisición de Runkeeper, sobre cuyo importe aún no tenemos datos. Seis transacciones que claramente muestran una tendencia: la del interés de las marcas consolidadas no solo por hacerse con datos del usuario, sino también por exponer su logotipo en un lugar que los usuarios ven cada vez que se plantean hacer deporte.

El desarrollo de aplicaciones es, sin duda, un deporte de riesgo. En la gran mayoría de los casos, hablamos de compañías pequeñas, que en un momento dado son capaces de poner en un mercado enormemente volátil un producto que convence a un cierto número de usuarios, apalancado en las crecientes capacidades de un dispositivo que ya todos llevamos siempre en el bolsillo, que volvemos a buscar a casa si nos lo olvidamos, y que se integra cada vez más en prácticamente todas nuestras actividades (estoy seguro de que, en no mucho tiempo, me sumergiré en mis sesiones de una o dos horas de buceo llevando el smartphone conmigo… debe ser el único momento que me queda en que prescindo de él). El éxito o fracaso suele depender de factores exógenos: de los artículos que las analizan y comentan, de procesos de difusión social o viral, etc., y su rentabilidad se asienta generalmente en modelos freemium, en una base de usuarios muy amplia que usa la app pero no paga por ella y que son financiados por un escaso porcentaje – típicamente de menos de un 10% – que pagan para acceder a algunas funciones adicionales.

Sourced through Scoop.it from: www.enriquedans.com

See on Scoop.itSOLOMO : Estrategias de Marketing de Redes Sociales, Ventas Locales y Móviles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s